5 TRUCOS PARA COMER MÁS FRUTA (Y HACERNOS LAS FITNESS)

By Dianina XL 1 año ago1 Comment

Todos sabemos que comer fruta a diario es un hábito saludable. Se recomienda comer tres piezas al día, aunque muchas veces lo olvidamos y otras, preferimos comer un dulce que en realidad sólo nos aporta calorías vacías.

Ya os comenté hace un tiempo en el vídeo de los 7 errores que cometía en mi alimentación, que la fruta no estaba entre mis prioridades. Nunca fue la primera elección cuando tenía hambre entre horas (una chuche de la máquinita del trabajo o de la panadería de la esquina me tentaba mucho más). Es algo que he ido cambiando progresivamente, porque los buenos hábitos no se consiguen de la noche a la mañana y cambiar los que has tenido durante años no resulta fácil.

A lo largo de este tiempo he ido aplicando algunos truquillos para comer fruta y que no me diese perecilla máxima. Como he visto que han funcionado, he querido compartirlos con vosotras.

1- Compra frutas variadas.

No sólo por el hecho de que hay que comer variado (eso seguramente ya lo sabéis todos). Sino porque muchas veces cuando he estado a dieta, la fruta que comía era muy limitada, sobre todo a manzanas. Éstas están ricas, pero seamos sinceras… al final te acabas aburriendo. Así que me decidí a probar nuevos tipos de fruta: el mango, la papaya, arándanos… De esta manera, cuando sentía la necesidad de algo fresco y dulce aumentaban las posibilidades de que atacase el frutero y no la nevera.

Aprovecha y compra aquellas de temporada, están más sabrosas y son más económicas.

2- Lleva siempre una fruta en el bolso.

Sobre todo cuando vas al trabajo o de compras. Si te entra el hambre y es lo único que tienes a mano, te la comerás sin pestañear. Además luego estarás satisfecha contigo misma por no haber sucumbido a las tentaciones y haber cubierto una parte de los nutrientes diarios.

Este punto podríamos unirlo con el primero: no lleves siempre la misma fruta en el bolso porque después de comer durante toda una semana la dichosa manzana, acabarás metiendo un paquete de rosquilletas (se de lo que hablo…)

3- Infórmate de los nutrientes y de los beneficios que aporta cada tipo de fruta.

Esta claro que siempre son beneficiosas para la salud. Pero os aseguro, aunque os pueda parecer una tontería, que se ve de forma diferente lo que comes si sabes exactamente en qué te beneficia.

Por ejemplo, la piña es diurética y desintoxicante. Contiene vitamina C, B1, B6, ácido fólico y minerales. También contiene una enzima llamada bromelina que mejora la digestión y tiene propiedades antiinflamatorias, entre otras maravillas.

Así que cuando tengas delante de tí una fruta y un dulce, la información te hará elegir muchas veces la mejor opción, sabiendo de una manera concreta todo lo bueno que te aporta y la parte del organismo que estás mimando.

4- Prepara la fruta de forma apetitosa.

La comida entra primero por los ojos, así que aunque suponga más trabajo, preparar unas brochetas o unas macedonias llenas de color te llevarán poco tiempo y convertirás tus postres y meriendas en algo irresistible.

5- Haz tus propios batidos.

Son una opción estupenda, rica y refrescante para el verano.

Suelo prepararlos el fin de semana por la mañana o cuando me apetece una merienda sabrosa para quitarme la ansiedad de comer dulce.

Puedes crear infinitas combinaciones según tus gustos, ¡incluso añadir alguna verdura! Te sorprenderá el resultado.

En este caso hice un batido con plátano, manzana, kiwi y espinacas. Si señoras, sorprendentemente, las espinacas no le dan ningún sabor, sólo el color verde y un montón de vitaminas extra. ¡Más fácil imposible!

Espero que estos consejos para comer más fruta os sean de utilidad. Si tenéis otros diferentes, dejádmelos en comentarios para que todos podamos ponerlos en práctica #right now.

Compártelo en
Categories:
  BODY POSITIVE, NOVEDAD

One Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.